13 de enero de 2019

Sobre vacas y eunucos

¿Por qué nos cuesta tanto dejar de tratar a  los animales como si fueran máquinas?

Dos esclavos del visir han recibido la orden de "preparar" nuevos eunucos para custodiar a las mujeres del serrallo.  Uno de ellos es ducho en el asunto y mantiene con el otro el siguiente diálogo:    

  • Es muy sencillo, solo tienes que inmovilizar al esclavo y triturarle los testículos machacándolos entre dos piedras.
  • Pero eso puede ser muy doloroso, ¿no?
  • No, si tienes cuidado de no pillarte los dedos entre las piedras.

 Este viejo chiste me viene a veces a la memoria cuando pienso en qué está haciendo esta sociedad a las vacas (aunque podríamos hablar de muchos más animales, claro): no tenemos ningún reparo en torturar a los animales si el objetivo es conseguir leche en la mayor cantidad posible y de la mejor calidad posible.

Eso sí, la tortura ha de ir envuelta en capas y capas de conocimientos apropiados  para demostrar que somos especialistas en aplicar procedimientos que garanticen que el serrallo está bien custodiado para satisfacción del visir; digo, que la sociedad esté controlada para que siga consumiendo grandes cantidades de leche y satisfaga así los propósitos de los empresarios del sector lácteo.

El triturado testicular se llama ahora bienestar animal. Una vaca esclava está sometida a constante estrés físico y emocional, es decir, sufrimiento crónico;  por lo general pasan horas y horas encerradas cuando no atadas y prácticamente inmovilizadas;  es casi imposible que tengan contacto entre ellas, se les taladran las orejas, en ocasiones se les amputa el rabo, se les cuelgan pesados  y ruidosos cencerros si se les es permitido salir al prado… y todo ello para mejor control de la producción.  Sí, has leído bien, de la producción. Exactamente igual que la fabricación de bicicletas, pongamos por caso: todo "procedimentado", medido, controlado, verificado y con trazabilidad, para asegurar la calidad deseada del producto final.

Ahora que la sociedad está cada vez más concienciada de los abusos que perpetramos contra los animales no humanos, el consumo de leche está cayendo constantemente.  Así que el sector lácteo ha decidido convencernos de que esa máquina de la que se obtiene leche está tratada con criterios científicos de bienestar animal.

Por ejemplo,   Sandra Montejano, responsable de  Industria Agroalimentaria y Distribución  de AENOR, nos explica en el artículo  Bienestar animal y leche de pastoreo: garantías para el consumidor que  en el Protocolo Welfare Quality® se han definido cuatro principios: buen alojamiento, buena alimentación, buena salud y comportamiento apro­piado. Dentro de estos principios, se han identificado 12 criterios: ausen­cia de hambre prolongada, ausencia de sed prolongada, confort durante el descanso, confort térmico, facilidad de movimiento, ausencia de lesiones, ausencia de enfermedades, ausencia de dolor causado por el manejo, ex­presión de la conducta social, expre­sión de otras conductas, buena rela­ción hombre-animal y estado emocio­nal positivo. Al ser medidas basadas en el propio animal, el protocolo se puede utilizar en los distintos sistemas de cría o marcos normativos ya que, será el propio animal, el que mues­tre su estado.

Seguramente para cumplir con ese protocolo se  viola a la vaca repetidamente para preñarla, cuando pare le retiran la cría  a pesar de que los mamíferos establecemos fuertes vínculos madre-hijo,  si la cría es macho se destina al matadero y si es hembra a ser esclava como su madre;  la leche que debería ser para el ternero se extrae por procedimientos mecánicos como quien aprieta un tornillo, y tantos otros aspectos de bienestar animal que la longevidad de las vacas esclavas es de unos cinco años cuando en la naturaleza viven unos veinte.

Antoni Dalmau, de la  Unidad de Bienestar Animal , Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) y  David Verano, Gerente Agroalimentario de AENOR, nos explican en  Buenas prácticas para el bienestar animal que el nuevo esquema de certificación de AENOR de Bienestar Animal tiene por ob­jetivo asegurar que los animales cuentan con una buena alimentación, buen aloja­miento, buen estado de salud y un compor­tamiento apropiado para las necesidades de su especie (Pues menos mal, ¿qué sería de ellos sin estas buenas prácticas?).

También detallan que el Bienestar Animal debe ser uno de los pilares de la pro­ducción ganadera ya que, además de la necesidad de dar respuesta a una legislación cada vez más exigente, la aplicación de unas buenas prácticas en esta materia tiene un impacto di­recto en la calidad del  producto. Asi­mismo, influye en la reducción de los costes de producción, haciendo posi­ble modelos más eficientes y sosteni­bles, conseguir una mayor concentración de la energía disponible del animal en producción con la reducción de la intensidad y frecuencia de las res­puestas de estrés, grandes consumi­doras de energía. Parece que estemos leyendo un procedimiento para el mantenimiento de una máquina de la planta de producción.

Este planteamiento fabril no ocurre solo en España: mira lo que están haciendo en Rotterdam.
Parece claro que este enfoque se basa ¡todavía! en recomendaciones diversas de la Biblia.  Wagensberg lo explica muy bien:




Afortunadamente, la sociedad va avanzando poco a poco; La RAE ha incluido  en nuestro diccionario el término ‘especismo’, después de una campaña social en Change.org. Así se define la «discriminación de los animales por considerarlos especies inferiores».

En este sentido, Pablo Herreros Ubalde nos explica que muchos  etólogos comparten cada vez más la idea de que los seres humanos, como tenemos una consciencia más amplia de la naturaleza, tenemos la responsabilidad de cuidar de otros animales y que vamos concienciándonos cada vez más.   Creo que este cambio de rumbo está más ligado a la ética en general que al respeto a la naturaleza en particular.  El gran filósofo Jesús Mosterín ya nos ponía el dedo en la llaga:




Afortunadamente, la juventud está más concienciada cada día y aprovecha la tecnología disponible para divulgar su parecer y hacernos reflexionar.  Te dejo aquí unos buenos ejemplos de la mano de Víctor Ciurana:  Pascual certifica el maltrato animal Lácteos di que no Palma reacciona a la industria láctea

Y una opinión reconocida, la de Juan José Millás : Si ha notado usted que los lácteos le saben a presidio, aquí tiene la respuesta.

¿Cuál es tu parecer sobre el particular?

7 de enero de 2019

Naturaleza y gestión empresarial en versión radiofónica


Una vez más, Rosa de Diego ha tenido la gentileza de invitarme a su programa Llibres, píxels i valors para charlar sobre la cantidad de conocimientos que podemos adquirir si miramos atentamente a la naturaleza.  En esta oportunidad, conocimientos aplicados al mundo de la empresa para dibujar un nuevo modelo de gestión.

La charla está aquí:





El guión parte de la charla de TEDxGracia sobre Biomimética Organizacional, que te dejo aquí:


La última parte del coloquio con Rosa se centró en el sistema de indicadores de ética en el comportamiento de los directivos, que ha certificado el Club Nuevo Mundo de Tendencias21.

Agradezco mucho a Rosa de Diego la oportunidad que me ha brindado de compartir con sus oyentes estas ideas que espero contribuyan a hacer entre todos un mundo un poquito mejor.

Y también te agradezco a ti el tiempo e interés que has dedicado a llegar hasta aquí 😀.

26 de diciembre de 2018

Olentzero: una leyenda del solsticio de invierno

Tengo la suerte de tener un primo, José Luis Olaizola, que -  entre otras virtudes -  pone a la familia al día de las  mitologías vascas, es el guardián de nuestras tradiciones. El año pasado nos explicó  la del agua nueva  o Ur goiena, ur barrena, y en esta ocasión nos trae la de Olentzero de mano de Toti Martínez de Lezea :

Hace miles de años, los primeros habitantes de nuestra tierra fueron los JENTIL, gigantes que enseñaron a los seres humanos a labrar los campos, a utilizar la piedra para moler el grano, a fundir los metales.

Pero los seres humanos se volvieron cada vez más avariciosos, y los JENTIL decidieron ascender a las montañas y no volver a tener tratos con ellos. Transcurrido mucho tiempo, un día vieron llegar de Oriente una extraña nube. Fueron a avisar al más viejo de ellos, un anciano ciego de mil años que vivía en una cueva. El anciano pidió a sus compañeros que le abrieran los ojos con unas palancas. Así lo hicieron y, al contemplar el fenómeno, exclamó:

-Es Kixmi. Tiradme por el precipicio, pues nuestro mundo ha llegado a su fin.

Y los otros hicieron lo que les pidió. Después se adentraron en las cuevas y las cerraron con grandes moles de piedra, y allí continúan.

Pero uno permaneció afuera. Se había quedado mirando la nube, distraído, y para cuando quiso darse cuenta, se encontró solo. Durante todo el año siguiente, el JENTIL solitario se dedicó a hacer carbón vegetal, pero, llegado el Solsticio del Invierno, escuchó cantos y vio las hogueras que encendían los humanos en los valles para alentar al Sol a que siguiera aumentando de tamaño y que el día se alargara.

Echaba en falta a los suyos y decidió bajar a celebrar la fiesta, llevando un gran saco de carbón a modo de presente, pues los humanos no sabían lo que era. Al llegar al valle, estos se asustaron ya que no recordaban cómo eran los gigantes que antaño habían sido sus maestros, pero enseguida se alegraron cuando él les mostró su regalo y lo que podían hacer con él.

Lo llamaron ON ZAROA, que significa "la buena época". Desde entonces, Onzaroa, Olentzaroa, el último JENTIL, baja de la montaña para celebrar el Solsticio y la llegada del Nuevo Año y traer carbón para calentar las casas, asar manzanas, pimientos y castañas.


El cristianismo ocupó el lugar de las antiguas creencias, pero nuestro pueblo continuó narrando historias al calor de la lumbre, que han llegado a nosotros en forma de leyendas.

ZORIONAK ETA URTE BERRI 2019 ON!

16 de diciembre de 2018

Gracias de nuevo por leerme :)


Otro año más, aquí estoy para agradeceros la compañía que me habéis prestado durante todo 2018.  Me siento contenta y agradecida, lo que me anima a seguir escribiendo sobre temas varios que me interesan y, afortunadamente, a vosotros también 😀

Durante este año el podium ha quedado así:

En primer lugar, Forges y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.   Los ODS son una de las preocupaciones actuales de nuestra sociedad, y el gran Forges ha sido de una ayuda inestimable para divulgarlos.  ¡Cuánto le echamos de menos!.

En segundo lugar, Sobre los expertos, un canto a las nuevas formas de aprender y desaprender que parece ser se aplican por doquier y no siempre de forma idónea.  Menos mal que a veces nos rebelamos ante modas sinsustancia 😉

Y en tercer lugar, Todo éxito es un fracaso rectificado, porque generalmente nos gusta recoger los frutos de la perseverancia.

Os reitero mi agradecimiento  y os prometo que seguiré poniendo todo mi interés en escribir algo legible para que sigáis visitándome. 

Y si queréis leerme en otros sitios, en la columna derecha del blog tenéis diferentes enlaces.  En cualquier caso,

Feliz 2019 y hasta siempre 

20 de noviembre de 2018

Exoesqueletos y ética

En el seno de las organizaciones, primero, la seguridad física; la psíquica vendrá después

En la naturaleza, el exoesqueleto es una estructura  que recubre la superficie de los animales del filo artrópodos y cumple  - entre
otras - una función mecánica, proporcionando el sostén necesario para la eficacia del aparato muscular.

Los exoesqueletos o  exotrajes industriales ayudan a reducir el estrés de los trabajadores y facilitan la ejecución de trabajos físicamente exigentes. Se pretende con ello evitar lesiones y hacer más llevaderas las tareas que exigen esfuerzo físico, evitando lesiones y absentismo.

Cuando un trabajador dispone de un exoesqueleto puede pensar que su empresa se lo proporciona únicamente por razones económicas (menos bajas por accidente, más productividad…), pero también existe otra forma de verlo: el trabajo adquiere un cierto aspecto lúdico por el manejo de la nueva herramienta,  su porcentaje de errores baja sensiblemente, puede rendir lo mismo con menos esfuerzo,… y sobre todo, su integridad física está más protegida.

En realidad, llevamos muchísimos  años intentando proteger nuestro cuerpo ante situaciones de peligro físico;  las armaduras medievales se han transformado ahora en exoesqueletos. Ha cambiado el escenario, pero el objetivo final es el mismo.




Y también desde hace miles de años sabemos que no es suficiente proteger el cuerpo desde un punto de vista físico:  en todas las culturas humanas existe algo intangible que intentamos proteger para sentirnos más seguros en múltiples aspectos de la vida, como la toma de decisiones y las relaciones interpersonales.  Si tenemos una protección eficaz podremos dibujar mejor el contexto en el que nos ha tocado movernos y así poder sentirnos bien con nosotros mismos y con los demás.

En este sentido todos los pueblos tienen alguna leyenda o creencia que sirve para transmitir las ideas básicas de qué está bien y qué está mal y para sentirnos más protegidos si acatamos ciertos principios.  Es generalmente una representación simbólica de algo desconocido que nos observa, nos evalúa y nos protege a la vez.

En el País Vasco existe la leyenda del Basajaun, personaje que vive en lo más profundo de los bosques, en el interior de oscuras cuevas y lejos de la mirada de los curiosos, y cumple un papel de protector de la naturaleza y los rebaños, a quienes pone sobre aviso ante la llegada de tormentas o depredadores.  Todos los lugareños que conocen a Basajaun saben qué hacer y qué no hacer, cómo respetar sus deseos y cómo seguir sus indicaciones.


Basajaun me gusta especialmente como ejemplo porque tiene su propio sistema de defensa  contra la climatología adversa, las rozaduras y otros posibles riesgos de vivir en el bosque:  cabellos y barba le cubren todo el cuerpo a modo de armadura. Un ser seguro que se mueve tranquilo en su entorno cuidando de la naturaleza y de las personas que allí habitan.

Actualmente no utilizamos armaduras medievales, del mismo modo que no creemos en Basajaun.  Pero no nos resistimos a reproducir una y otra vez estas dos ideas básicas de protección física + protección psíquica.

 Del mismo modo que la armadura se ha convertido en exoesqueleto, Basajaun (y otras creencias que ayudan a compartir valores) se ha convertido en códigos éticos que en las organizaciones tienen la misión de definir y orientar sobre comportamientos plausibles o censurables de acuerdo con sus valores corporativos.



Así que, ahora en la primera mitad del siglo XXI tenemos una suerte de combinación  exoesqueletos + códigos éticos que se convierten en un tándem ideal para conseguir que la organización alcance sus objetivos estratégicos respetando a la vez las necesidades de todos sus partícipes.

Y todo ello sin olvidar que lo primero es la seguridad física, la psíquica vendrá después.  Bienvenidos entonces los exoesqueletos acompañados.



Te dejo aquí alguna información sobre exoesqueletos:  10 Exoesqueletos más avanzados del mundo, Exoesqueleto: El futuro del EPI en los trabajos industriales

16 de octubre de 2018

¿Conoces la teoría de la boina?


Retomo aquí mi antigua "teoría" de la boina para que pensemos juntos en algo serio pero informal, para distender y disfrutar mientras avanzamos. Si te gusta, me encantaría algún comentario tuyo.  Muchas gracias por anticipado. 💓

Soy vasca y, como muchos vascos de mi época, crecí con una boina encasquetada a rosca.

Una boina encasquetada a rosca es mucho más que un pedazo de lana:  te dirige la mirada y el pensamiento hacia una realidad estrecha y monolítica, más allá de la cual solo hay seres desdeñables.

A lo largo de los años he ido utilizando sombreros, gorras, pañuelos, viseras...  y me he percatado de que, en general, cuanto más reducido y liviano es el tocado más posibilidades tengo de dejar que mi cabeza y mi corazón se abran para captar y aprehender toda esa maravillosa variedad de seres que nos rodean.

Y el último descubrimiento fue éste:  si menos es más, cero debe de ser infinito 😜 ¿Por qué no prescindir de los tocados?  Así no constriño mis neuronas y permito que se aireen y regeneren.  Conclusión:  mejor sin tocado.

Pero los tocados también tienen su utilidad, obviamente, como toda simbología:  nos ayudan a entender el contexto cultural de la persona que lo lleva, su estatus dentro de su entorno, los valores que encarna en esos momentos para su comunidad....

Y nos hemos ido acostumbrando a identificar a una persona por su tocado. Confundimos a menudo "esta persona es..." con "esta persona lleva ahora la gorra de..."  Así que, como nuestro cerebro siempre tiende a encontrar la fórmula más sencilla, nosotros mismos nos hemos amoldado a identificarnos con nuestra gorra.  


Cuando nos presentamos sin este accesorio estamos permitiendo que las demás personas se asomen a toda nuestra riqueza personal, lo que generalmente propicia una interrelación cálida, próxima, gratificante y generadora de nuevas realidades.  Ahora sí, y no antes, funciona estupendamente ponerse la gorra que toque en ese momento:  es bueno que el interlocutor pueda enmarcar adecuadamente el contexto en el que vamos a mantener la relación.

 Enmarcar el contexto es una sana costumbre que ayuda a que todos los interlocutores comprendan qué se puede y qué no se puede aceptar, qué papel va a asumir cada persona en ese contexto, qué se espera conseguir con la cooperación de todos... una forma magnífica de conseguir altas cotas de compromiso.  Compromiso =3R,  una sencilla fórmula aplicable en cualquier situación de interrelación.  Seguro que enseguida descubres dónde y cómo usarla 😎 .

 Así que la receta sería algo así como: 


 ¿Hasta qué punto estás de acuerdo?

27 de septiembre de 2018

Empleados sin trebejos

Escultura ante el edificio Harpa, Reykjavík (I)
Junto al precioso edificio Harpa, en Reykjavík, se encuentra la escultura de un músico preparado para ejecutar su pieza en el concierto:  mirando hacia el director, sentado con la espalda recta, las piernas dispuestas para acoger el instrumento, la mano izquierda en el mástil, la mano derecha dispuesta a atacar las cuerdas...

Un momento: ¿dónde está el arco? ¿Cómo se puede tocar el violonchelo sin un arco?  Quizás solo deba tocar un pizzicato.  Es posible, pero en ese caso no se entiende la posición del brazo derecho.

La escultura parece querer representar al músico en el transcurso de la ejecución de una obra.  Yo aseguraría que no hay ninguna obra en la que solamente se toquen pizzicatos, además de que no sería representativo del edificio vecino, dedicado a convenciones y conciertos.  Así que parece lógico pensar que está interpretando una obra convencional... pero sin arco.

¿Se trata de un músico excelso, capaz de hacer vibrar las cuerdas solo con hacer el gesto adecuado? ¿Es un instrumento del futuro, que únicamente necesita la puesta en escena para deleitarnos con sus sonidos? ¿Es una broma que el músico gastó al director de orquesta? ¿Se le rompieron las cuerdas del arco y continuó el concierto disimulando como si no hubiese ocurrido nada?

Estas y otras muchas preguntas podemos hacernos ante tan sorprendente escultura.  Yo la he asociado sobre todo a situaciones más corrientes de lo deseable en las que la organización está pidiendo al empleado que consiga objetivos sin dotarle de los recursos adecuados.

En estas circunstancias suele ocurrir que el empleado hace como si realmente estuviera centrado en la consecución de los objetivos:  habla por teléfono, teclea en su ordenador, asiste a reuniones, busca información, escucha a su jefe... todo parece estar en orden.  Pero la realidad es que los objetivos no se alcanzarán porque la falta de medios lo impide.

El empleado está, pues, en una situación estresante en la que no se atreve a reclamar lo que realmente necesita y no se atreve a abandonar el proyecto.  Mal para el propio empleado, mal para el equipo / jefe del proyecto y mal para la organización.  Se ha perdido tiempo, se han aplicado mal los recursos existentes, se ha generado confusión y malestar, se está propiciando la aparición de respuestas indeseadas en el mercado...

La carencia de medios es evidente.
Escultura ante el edificio Harpa, Reykjavík (II)

¿Por qué no lo admite el jefe / la organización?
Falta de los medios necesarios, falta de visión de futuro, falta de  respeto a las personas, falta de  recursos económicos, falta de flexibilidad para redefinir los objetivos, falta de planificación... las causas suelen ser múltiples y entrelazadas, pero en cualquier caso la ejecución es francamente mejorable y el precio a pagar por parte de los empleados demasiado alto.


(Puedes ojear un artículo relacionado, ¿Cuestión de tacones?)

  Esta curiosa escultura, con su curiosa falta del arco, puede ser solo un motivo para dar qué pensar al observador, pero en cualquier caso no forma parte de la normalidad.

¿Seguro?  Mira esta escultura sita ante el edificio Perlan de la misma ciudad: 

Escultura ante el edificio Perlan, Reykjavík
Este cuarteto está en plena ejecución, se ve claramente que sus cuerpos acompañan la melodía.  Podemos, por sus posturas, intuir qué instrumento está tocando cada uno. ¿Dónde están los instrumentos?  Como en el caso anterior, es éste un curioso caso de empleados capaces de realizar su trabajo sin disponer de los trebejos correspondientes.

Por lo visto, en Reykjavík son capaces de hacer maravillas partiendo de cero 😉.

Desconozco el móvil que llevó a los escultores a ofrecernos sus obras inacabadas de esta forma tan sugerente.  Personalmente, pasé un buen rato observando y suponiendo al lado de cada una de ellas, y concluí la visita con un buen sabor de boca:  no sé por qué lo hicieron así, pero sí sé que son creativos, sugerentes, provocadores y un tanto guasones.  Necesitamos muchas personas así en esta sociedad actual tan centrada en malas noticias...

5 de septiembre de 2018

Compasión y ética

José Antonio Marina
 Ha caído en mis manos el artículo de José Antonio Marina,  Elogio de la compasión, que te recomiendo.  Recoge una frase tangencial en la que el autor confiesa que desde hace años está trabajando  en una historia de la evolución cultural de la humanidad, que incluye la evolución de los sentimientos.

Este planteamiento está muy en línea con el de Jesús Mosterín, quien profundiza en sus trabajos sobre la compasión y lo que significa para la humanidad.  Te dejo aquí un artículo que lo sintetiza:   El círculo compasivo incluirá a todo ser capaz de sufrir .   Mosterín considera que las emociones morales (como la compasión) son tan relevantes en la ética como las percepciones en la ciencia empírica. (Si tienes curiosidad por saber qué opino sobre Jesús Mosterín puedes visitar Jesús el Magnánimo.)

En los dos artículos que hoy te ofrezco se enfoca la capacidad de compadecer (= padecer junto con) desde un punto de vista racional, con sólidos argumentos, mostrándonos lo que ocurre en nuestra sociedad.  Está muy bien, porque los argumentos son la base de una buena discusión:  cuanto más sepamos sobre un asunto mejor podemos discutir. Los científicos, pensadores y profesores ayudan así a que podamos ir comprendiendo el complejo entorno en que nos movemos y abriendo el foco para aprehender mejor la realidad.
Jesús Mosterín

Nos queda entonces trabajar la otra faceta, la que no se enraíza en la ciencia empírica sino en la ética: El mismo Marina nos explica que la solución de los conflictos sociales tiene un nivel jurídico y otro ético. El jurídico se impone por coacción y por la imposición de penas. El ético, por convicción y presión social.

Mosterín lo enfoca desde otro ángulo, sosteniendo que basándonos en  la ciencia podríamos llegar a justificar cambios en los presupuestos éticos y morales sobre los que se fundan las sociedades.

Me gusta ese enfoque porque supone que los datos objetivos y contrastados con los que trabaja la ciencia sirven de referencia para esa reflexión colectiva que hacemos periódicamente, revisando así nuestros principios básicos de conviencia y el marco ético que los sustenta.


Es muy gratificante que filósofos y científicos nos ayuden a plantearnos estos principios en una sociedad tan perpleja como la actual, porque la sensación de obrar con coherencia (respecto a nuestros principios) nos da fuerzas para avanzar en la consecución de mayores niveles de bienestar personal y social.  

Por eso es importante que las organizaciones estén al día en materia de ética, valores, coherencia... y todos esos principios que fueron aparcados en pro de la tecnología y que, afortunadamente, cada vez están consiguiendo más reconocimiento. En la época de los robots y de las inteligencias múltiples no nos queda otro remedio que tener las cosas lo más claras posible si queremos que en nuestras organizaciones el Ecosistema Interno sea capaz de responder adecuadamente a tantos e inesperados retos de convivencia.

26 de julio de 2018

La oca que se convirtió en pato

Hoy te traigo una preciosa historia, conmovedora y didáctica, de la mano del Santuario Wings of Heart:

La historia de Miss Sunshine es muy triste pero a la vez inspiradora. Es una oca india, que es el ave que más alto vuela del mundo. De hecho, pasan sobre el Himalaya en sus migraciones, llegando hasta los 10.000 metros de altitud.

Por algún motivo que desconocemos, Missis (así la llamamos sus familiares y amigos) apareció en un descampado en medio de un pueblo cercano al Santuario. Nos llamaron pensando que era un pato, pero cuando llegamos vimos que no.   Intentaba volar pero no podía, porque le habían amputado la última vértebra de un ala, que es lo que hacen cuando no quieren que un ave pueda volar y escapar.


Cuando llegó al Santuario estaba muy enferma, y tardó semanas en recuperarse. Y una vez se encontró bien, empezó a salir del dormitorio y a hacer algo que nos rompió el corazón. Cada día, durante horas, se subía al punto más alto del Santuario, cogía carrerilla y se lanzaba en picado intentando volar. Pero nunca lo conseguía. Terminaba "aterrizando" en los lugares más inesperados. Como su cuerpo se torcía por la diferencia en las alas, a veces se hacía heridas que luego debíamos curar. Durante 6 meses tuvo la misma rutina. 

Pero un día, de repente, dejó de hacerlo y empezó a seguir a uno de los patos por todos lados. El pato se iba, pero ella insistía y se iba con él.  Desde ese día no ha vuelto a intentar volar, y en vez de eso se ha adaptado a la vida de pato, convirtiéndose en una más de la familia.


Hoy Missis es feliz porque comprendió que, aunque no vuelva a ser la de antes, en esta nueva vida nunca le faltará amor, respeto y una familia encantadora que cuidará de ella.


¿Verdad que te ha conmovido?  Si sabemos mirar a la naturaleza podemos aprender muchas cosas que nos ayudan a ser más felices.  Missis nos da una lección que no tiene precio:

  • Si te han maltratado, procura reponerte utilizando todos los medios que tengas a tu alcance (incluida la ayuda de alguien potencialmente peligroso como un humano);
  • En cuanto tengas fuerzas suficientes, intenta una y otra vez recuperar lo bueno de tu vida anterior, asumiendo a priori la dificultad de la tarea y la alta probabilidad de llevarte varios golpes;
  • Si a pesar de todo no lo logras, no desesperes:  mira a tu alrededor y rediseña tu vida de la mejor forma posible;
  • Acepta las dificultades de esta nueva etapa de tu vida, acomodarse a una nueva realidad puede provocarte altas dosis de ansiedad y de rechazo por parte de tu nuevo entorno;
  • Si superas todas esas etapas eres una persona triunfadora:  disfruta de tus logros y de la vida.  Enhorabuena. ¡Ah! y no se te olvide explicarlo a quien le pueda resultar útil, porque los buenos ejemplos sirven de estímulo para superar las pruebas que nos vamos encontrando. 
Como agradecimiento a  Santuario Wings of Heart, te dejo aquí sus peticiones por si consideras adecuado echar una mano:    Ayúdanos a salvar vidas y darles una segunda oportunidad:  Por tan solo 1€/mes haz Teaming  , A partir de 10€/mes puedes apadrinarHazte socio-colaborador desde sólo 6€/mesCompra en la Tienda Solidaria ,   También puedes hacer un donativo

10 de julio de 2018

Imago Universi

Gabriel Barceló Rico-Avelló
He leído un artículo con aire científico que explica que la Tierra es convexa. Como soy muy curiosa pero lega en la materia, he aplicado el refrán zapatero a tus zapatos y me he dirigido directamente a mi dilecto amigo y sabio de cabecera Gabriel Barceló, quien ha escrito más de 30 libros y es una autoridad (también) en esta materia.

Su respuesta me ha encantado, me ha aclarado todo lo que necesitaba en ese momento y además me ha parecido un precioso ejemplo de cómo va avanzando la ciencia, así que me permito copiar aquí nuestra charla para que puedas tú también disfrutar de este precioso momento:


 Pregunta:   ¿Esta noticia alude a algo serio, o es una patraña?  Plana o redonda
 Respuesta:  Es muy cierto que se ha puesto de moda de nuevo últimamente, pero no entiendo como se puede ser tan ajeno a las evidencias.(Y continúa así:)

Puedes ver un video en el que Pedro Duque, actual ministro, discute sobre este tema.

En el libro Imago Universi, analizo este tema desde un punto de vista histórico, ya que los astronautas han comprobado reiteradamente su redondez, que no se discute científicamente desde hace dos mil años, y que fue comprobado por Magallanes/El Cano en el Siglo XVI al realizar el primer viaje alrededor del mundo.

En el capítulo IV expongo:
Con los pitagóricos encontramos ya una escuela de pensamiento que sostiene la esfericidad de la Tierra, además del universo, y para los que el nú-mero tiene una función fundamental, no simplemente instrumental. En esa imagen del mundo, se intuye la existencia de leyes de comportamiento que pueden ser definidas numéricamente. No obstante, como hemos comentado, esta corriente de pensamiento fue olvidada durante muchos siglos después, ante la aparente autoridad de Aristóteles.

Y más adelante:

Por tanto, Aristóteles, como Platón, sostiene que la Tierra es una masa esférica inmóvil fija en el centro del Universo, y establece las razones para probar la esfericidad de la Tierra: físicas y astronómicas. En el tratado de Meteorología afirma: “…que el contorno de la sombra de la Tierra, proyectada en la Luna durante los eclipses y la traslación de la estrella polar respecto al horizonte, cuando va de Sur a Norte, son pruebas de la redondez de la Tierra. “(ARISTÓTELES: Obras Completas, “Meteorología”, Editorial Gredos, Madrid.)

En la actualidad estoy escribiendo un libro sobre Colón, y dedico bastantes paginas al tema. Te copio el epígrafe:

1.3. Primeras referencias sobre la esfericidad

En diversos escritos Colón hace referencia de supuestos prescriptores, que ya proponían conceptos geográficos coincidentes con sus hipótesis. Hace referencia a Aristóteles: El Aristótel dice que este mundo es pequeño y es el agua muy poca y que fácilmente se puede pasar de España a las Indias,
También se refiere en el mismo texto a Seneca, Alejandro Magno, César Nerón, Plinio, y Tolomeo: los cuales todos gastaron dineros e gente y pusieron mucha diligencia en saber los secretos del mundo y darlos a entender a los pueblos…

Incluso también a profetas menores del cristianismo, como Esdras, personajes de la Biblia, como Zacarías, padre de S. Juan, y el bravo Simón y santos como S. Agustín y S. Ambrosio en su Exameron, adonde alega allí vendrá mi hijo Jesús e morirá mi hijo Cristo, y dicen que Esdras fue profeta.[1] 

Esdras (480–440 a. C.), según la Biblia, era sumo sacerdote judío en tiempos del rey de Persia Artajerjes I (~ 457 a. C.), pudo volver de su cautiverio en Babilonia, con un grupo de fieles, y reintrodujo la Torá en Jerusalén. El Libro de Esdras de la Biblia se atribuye a este personaje.

Los indicios sobre la esfericidad de la Tierra eran conocidos a nivel científico desde los pensadores griegos. Pitágoras nació en Samos, hacia el año 580 a. C, y afirmaba que la tierra, siendo esférica, no tenía rotación axial, sino exclusivamente en torno a un punto fijo del espacio.  Por lo que respecta al movimiento de las estrellas, lo más evidente era que el cielo, y sus astros, giraban alrededor de la Tierra. Sin embargo, Filolao, un discípulo de Pitágoras, propuso un curioso sistema cósmico según el cual el día y la noche eran producidos por la rotación de la Tierra alrededor de un centro cósmico; a pesar de ser erróneo, este sistema tuvo el mérito de asignarle cierto movimiento a la Tierra y dejar de considerarla como un cuerpo fijo en el espacio. Se sabe también que los filósofos de la escuela pitagórica Ecfanto y Heráclides de Ponto propusieron que es la Tierra la que gira alrededor de su eje en un día y no las estrellas, aunque todavía creían que el recorrido anual del Sol por la eclíptica se debía a que giraba alrededor de la Tierra en un año.[2]

Posteriormente, se realizaron diversos cálculos sobre el diámetro de la esfera terrestre. Poseidonio (h. 135 a.C.-51 a.C.) evaluó el diámetro del Sol en 39 y 1/4 diámetros el de la Tierra, en contra del cálculo de Hiparco de 12 1/3 y del de Aristarco de 6 3/4. También establece la distancia de la Tierra al Sol en 6.545 diámetros terrestres, frente a la de Hiparco de 1.245 de diámetros. Poseidonio realizó sus estimaciones, al parecer, aprovechando la gran altitud sobre el horizonte de la brillante estrella Canopus, tal y como se veía desde Egipto y desde la isla de Rodas, más al norte (cerca de Turquía).[3]

Hiparco de Nicea, (190-120 a. C), como Eratóstenes, dirigió la Biblioteca de Alejandría y fue el primero que concibió situar los lugares de la tierra por sus latitudes y longitudes, haciendo depender la geografía de los conocimientos astronómicos.

Aristarco de Samos (310-230 a.C.), considerado el precursor de la astronomía matemática, en su obra De las magnitudes determina las distancias del Sol y de la Luna, o el diámetro del Sol. Para Copérnico, que lo refiere en su tratado, Aristarco es el primero que concibe un sistema heliocéntrico: Podemos, pues, pensar que Aristarco, en base a sus observaciones y, especialmente, como resultado de sus mediciones, concibe un universo heliocéntrico, más conciliado con la realidad. (…) Evidentemente, la aportación más importante de Aristarco fue la de sostener que era el Sol y no la Tierra, el centro de nuestro sistema.[4]

Plutarco (h. 46–120 d.C.) también se refiere a este autor y a sus teorías: Aristarco de Samos suponía que los cielos permanecen inmóviles y que la tierra se mueve siguiendo un círculo inclinado, a la par que gira alrededor de su eje.[5]

Arquímedes, en su Arenario, también se refiere a Aristarco: ...la mayor parte de los astrónomos dicen que el universo es una esfera cuyo centro coincide con el de la Tierra y cuyo radio es igual a la recta que une los centros de la Tierra y el Sol. Aristarco de Samos refiere estas cosas y las refuta en las "Proposiciones" que ha escrito contra los astrónomos, afirmando, en cambio, que el mundo es mucho mayor de los que acabamos de decir porque supone que las estrellas y el Sol están inmóviles, que la Tierra gira alrededor del Sol como centro y que la magnitud de la esfera de las estrellas fijas, cuyo centro coincide con el Sol, es tal que la circunferencia del circulo que describe la Tierra es, a la distancia de las estrellas fijas, como el centro de la esfera a la superficie.[6]

Antonio Ballesteros se refiere a Poseidonio como una de las fuentes de Cristóbal Colón: De una observación comparada de la altura de la estrella Canopus sobre el horizonte de Alejandría y el horizonte de Rodas deducía que el arco celeste comprendido entre el cenit de las dos poblaciones era la cuadragésima octava parte de la circunferencia total del meridiano, y como los marinos contaban corrientemente 5.000 estadios de navegación entre ambas ciudades, estos estadios, multiplicados por 48, daban para la circunferencia terrestre 240.000 estadios. La falsa evaluación del arco celeste condujo al craso error del que participaron luego Marino de Tiro y Ptolomeo, al considerar el grado de 500 estadios. Las consecuencias de estos yerros arrastrarán durante siglos, creyendo la humanidad en la pequeñez del Globo.[7]

Eratóstenes calculó el radio de la Tierra, en base a la distancia existente entre Alejandría y Siena (Assuán) y lo evaluó en 250.000 estadios: Una de las primeras cuestiones que intrigó a los geómetras griegos fue la referente al tamaño de la esfera terrestre. Se atribuye a Eratóstenes de Cirene (270-195 a.C.) un procedimiento que le permitió conocer dicho tamaño con una exactitud tal que ha llegado a considerarse como uno de los logros más espectaculares de la astronomía griega. No fue, sin embargo, el primero en intentarlo, ya que generalmente se admite que tuvo sus predecesores en Eudoxio de Cnido (408-355 a.C.) y en Aristarco de Samos (310- 230 a.C.).[8]

En su Geografía, Eratóstenes describe el primer método conocido para calcular la circunferencia de la esfera terrestre: Observó que en la ciudad de Siena, en el sur de Egipto, próxima a la actual Assuán, durante el solsticio de verano (21 de junio), el Sol del mediodía se reflejaba en un profundo pozo, debiéndose entender que el rayo solar era perpendicular a la superficie terrestre, cuando el Sol se encontraba en su cenit. Eratóstenes vivía en Alejandría, cerca de la desembocadura del río, a unos 5.000 estadios al norte de Siena.[10] En Alejandría, el Sol en la misma fecha no alcanzaba del todo el cenit, y los objetos verticales seguían proyectando una sombra corta. Eratóstenes estableció que la dirección del Sol del mediodía difería del cenit en un ángulo que era de 1/50 del círculo, o sea 7.2 grados y, a partir de ahí, evaluó que la circunferencia de la Tierra era de 250.000 estadios.[11]

El estadio era una unidad de longitud griega, equivalente a un campo de deportes, pero se desconoce con exactitud la medida exacta del estadio utilizada. En el caso de que hubiese utilizado el habitual de la época, nos daría una medida de la circunferencia de la tierra de 39.668 kilómetros, muy próximo al actualmente estimado.

Es interesante destacar que aunque la idea de Eratóstenes era genial, sus hipótesis de trabajo no eran rigurosas: En realidad el Sol no culminaba sobre Siena, puesto que no está justo en el trópico; además, Alejandría y Siena no están en el mismo meridiano y la medición de la distancia era aleatoria, ya que la estimó en función del tiempo que tardaban en recorrerla las caravanas. No obstante, su experimento y deducción posterior suponen un soberbio avance en la concepción de nuestro entorno.[12]

Basándose en la esfericidad de la tierra y determinado su diámetro, concibió una nueva carta geográfica, en el que incorporó las tierras aptas para la vida, considerando que la zona templada sería habitable en toda su extensión, aunque parte de ella fuera, todavía, desconocida. Supuso que desde los confines de Asia hasta Iberia, existía únicamente un océano, pues estimaba que las mareas en la India eran semejantes a las del Atlántico: A partir de este razonamiento, fue posiblemente el primer precursor de Cristóbal Colón en estimar que se podía navegar desde la Península Ibérica a la India, manteniéndose siempre en la misma circunferencia de la esfera.[13]

Se dibujan en el cielo cinco círculos paralelos. Uno el que [AC] corta el cielo en dos mitades, el que es llamado Equinoccial [o Ecuador]; a éste a ambos lados [B y D] pero más chicos que él, iguales uno respecto al otro se denominan Trópicos [14]; según Cleómedes.

El astrónomo griego Cleómedes, en el siglo I d.C., conocido principalmente por su libro Sobre el Movimiento Circular de los Cuerpos Celestes, divide la esfera terrestre por su ecuador y los trópicos.

1.3.1 Marino de Tiro
Es de destacar las continuas referencias que Colón hace de Marino en sus escritos. Debe entenderse que se está refiriendo a Marino de Tiro, supuestamente geógrafo y cartógrafo, nacido en Tiro (entonces fenicia, actual Líbano). Poco se sabe de su vida, es Claudio Ptolomeo quien utiliza extensamente sus escritos como referencias, en la redacción de su Geographia. Por tanto, lo que sabemos de Marino de Tiro es únicamente lo expresado por Ptolomeo, quien le atribuye el ser el primer geógrafo en utilizar el meridiano de las Canarias como meridiano cero, y que así fue aceptado por la cartografía mundial hasta que los ingleses establecieron el meridiano de Greenwich.


También le atribuye el uso del paralelo de Rodas como origen para medir la latitud. Marino estimaba la medida del paralelo de Rodas en 180.000 estadios (unos 32.400 km), valor muy cercano al real de aproximadamente 32.000 km.[15]

La medición del ecuador terrestre atribuida a Marino de Tiro y que reitera Ptolomeo, puede incluir dos importantes errores, por un lado, el verdadero valor del estadio, ya que fue variable a través del tiempo y el lugar de aplicación. Por otro lado, el asimilar la medida del paralelo del Rodas con el ecuador terrestre (El paralelo de Rodas equivale a 4/5 de la circunferencia del Ecuador terrestre, de 40.000 km). Por tanto, la exactitud de la travesía a realizar dependía del valor específico que se asignase al estadio griego y de la medición asignada al paralelo por el que se realizaría la navegación proyectada. Ptolomeo propone también que Marino sugiere la creencia de la separación del Océano en dos partes diferenciadas a este y oeste de la masa continental formada por Europa y Asia.


Ptolomeo y Marino representados en la portada de la Tabulae geographica publicada por Gerardo Mercator en 1578.[16]
Se advierte la fragilidad de esta información utilizada por Colón, que tenía ya una antigüedad de más de mil quinientos años, sin haber sido contrastada.

Pero es que además, pudiera estimarse que el tal autor, no hubiese nunca existido. Esta tesis la propuse en el libro Imago Universi.[17]

No existe constancia de la vida de Marino de Tiro, por lo que esta denominación pudiera referirse a un manual de geografía y texto de navegación de los marinos de Tiro, como resumen de su tradición fenicia en la navegación de altura, que los griegos reciben y que Ptolomeo se limita a transmitir. Esta es una opinión polémica que sugerimos, sin más fundamento que lo ya expresado:  En el texto se proponen nuevas propuestas para la historia del conocimiento, posiblemente inéditas, fruto del análisis que se realiza.

Por ejemplo, la posibilidad de que Marino de Tiro, referido exclusivamente por Ptolomeo en su Almagesto y en su Geografía, no hubiese existido, ya que sugerimos que este se refería a un manual de los marinos de Tiro, y no a un cosmógrafo o personaje concreto.

Precisamente, y según Ptolomeo, como expresamos en el texto, desde Marino de Tiro, por la herreña Punta de Orchilla pasaba el Primer Meridiano que marcaba el punto más avanzado hacia occidente del mundo conocido, en aquel momento. El meridiano de referencia que hoy conocemos, no ha sido siempre el de Greenwich. Desde el siglo segundo antes de Cristo, y hasta el siglo XIX, el meridiano de Punta de la Orchilla en la isla del Hierro fue el meridiano cero, meridiano base o primer meridiano, y por tanto, el meridiano a partir del cual se medían las longitudes. Durante más de veinte siglos el meridiano cero fue asignado a la Isla del Hierro!!![18]

No podemos olvidar la experiencia marítima de los tirios, que fundaron numerosas colonias y ciudades por el Mediterráneo, e incluso en la costa atlántica. Esta probada históricamente la fundación de Gades, por los tirios, según la tradición clásica 80 años después de la Guerra de Troya (1104 a. C.).

Cádiz fue uno de los asentamientos fenicios más antiguos de occidente. No obstante, en la segunda guerra púnica Gades se alió con Roma, en contra de Cartago, por lo que Julio César le concedió el título de civitas federata al Senado Romano. En base a este especial estatuto, disfrutando de una fiscalidad diferenciada, llego a ser la segunda ciudad más poblada del Imperio, empadronándose en ella más de quinientos equites o caballeros romanos propietarios de caballos.

1.3.2. Ptolomeo
Colón, en su carta a los Reyes Católicos después del cuarto viaje, expresa: Tolomeo asienta Catigara a doce líneas lejos de su Occidente, que él asentó sobre el cabo de San Vicente en Portugal dos grados y un tercio. Marino en quince líneas constituyó la tierra e términos. Marino en Etiopía escribe al lado la línea equinocial más de veinticuatro grados, y ahora que los portugueses la navegan le fallan cierto. Tolomeo diz que la tierra más austral es el plazo primero y que no abaja más de quince grados y un tercio.[19]

No hemos referido ya a Ptolomeo (90-170 d.C.), pues es la referencia en astronomía y geografía de su época. Su libro, el Almagesto, fue el modelo de todos los libros de astronomía hasta Copérnico.
El título de su obra era Síntesis matemática, pero los árabes lo denominaron "muy grande" o "mayestático"; en griego: El Libro Grande de la Astronomía, dividido en trece libros, el primero de los cuales ha sido llamado El Sistema de Ptolomeo, ya que en él define su concepción del universo.
En torno al 150 d.C. escribió también la Geographike hyphegesis, en donde compendia el saber geográfico de su tiempo utilizando como fuente al referido Marino de Tiro. Es también un tratado de cartografía, por lo que, desde la Edad Media, los estudiosos encontraron en él, entre otras, tres cosas: una topografía, detallada y extensa, de la ecúmene, una exposición clara y sucinta de la función de la astronomía y un plan perfectamente diseñado para la construcción de mapas.[20]

Mapamundi de Claudio Ptolomeo
Versión realizada en 1503 por Gregor Reisch para su obra enciclopédica Margarita Philosophica
 Ya al final del libro II del Almagesto, anuncia su libro de Geografía con estas palabras: Yo señalaré la posición conforme a la longitud y latitud de las ciudades notables de cada país para servir al cálculo de los fenómenos celestes en estas poblaciones. Yo señalaré cuantos grados de su meridiano dista cada una del ecuador; y en grados contados sobre el ecuador, la distancia oriental y occidental de cada meridiano con respecto al que pasa por Alejandría, pues a este meridiano refiero los de otros puntos de la superficie del Globo.[21]

No obstante, el propio autor confiesa la utilización de los trabajos de Marino de Tiro: Me he propuesto, al conservar de Marino lo que no necesita corrección, el dar mayor claridad y comprensión al texto, con el auxilio de informaciones más modernas y por la mejor distribución de las localidades en mapas más perfectos, aclarando lo que Marino dejó embrollado por haber seguido con demasiada fe relatos inexactos, para de este modo lograr una tarea lo más exacta posible.[22]

Ptolomeo denuncia las imperfecciones de la obra de Marino de Tiro, y se propone corregirlas:
Si reconociéramos que nada falta a su última redacción, sería suficiente para elaborar una representación de la Tierra, seguir a la letra sus escritos sin discutir sus datos; mas como evidentemente ha admitido, sin discernimiento, hechos sin el cuidado necesario conducente a las exactas proporciones y al uso cómodo de la carta geográfica, me he visto precisado, y no sin razón, a agregar a su trabajo lo que me ha parecido faltarle con relación al método y a la utilidad.[23]

1.3.3.- Mediciones del globo terrestre
El matemático Julio Rey Pastor hace un breve resumen de las mediciones históricas del diámetro del globo terrestre: Gran incertidumbre existe para juzgar de las mediciones geodésicas realizadas por los griegos, que tanta influencia habían de ejercer en el pensamiento de Colón. He aquí los resultados obtenidos como longitud de la circunferencia terrestre:

Eudoxio    ..............    400.000    estadios
Dicearco    ..............    300.000    estadios
Eratóstones    ..............    252.000    estadios
Poseidonio    ..............    180.000    estadios

Según cálculos autorizados, la longitud dada por Eratóstenes vendría a equivaler a 39.690 kilómetros, es decir, su error sería muy inferior al 1%, magnífica coincidencia que más bien parece casual. En cambio, la cifra dada por Poseidonio, y aceptada por Ptolomeo, acusa un error de más de un tercio, y fue este grosero error el que hizo posible el descubrimiento del nuevo mundo, por ser las medidas adoptadas por Ptolomeo las únicas que al parecer conocía el florentino [24] Paolo del Pozzo Toscanelli.[25]

Evidentemente, el autor más citado por Colón, y antes que él, por Ptolomeo, es Marino de Tiro: Marino de Tiro, el más reciente de los que en nuestro tiempo han cultivado la Geografía y se consagró a ella con gran empeño. Se observa que tuvo conocimiento de muchos relatos, además de los ya conocidos de antiguo, y que estudió con detenimiento todo lo escrito, agregando correcciones necesarias hasta de aquello que él había admitido antes como cierto. Esto lo juzgamos así después de estudiar las muchas ediciones de su Corrección de la Tabla geográfica.[26]

El hecho es que, en el siglo XV, todavía se siguen aceptando cálculos realizados más de mil años antes, sin verificar o contrastar: Las mediciones de Eratóstenes, al ser rectificadas un siglo después por Poseidonio, quien dio al tamaño del grado de la circunferencia del meridiano un valor mucho menor, no fueron tenidas en cuenta por Ptolomeo. Este estimó el valor de Poseidonio como válido, cuando en realidad era muy inferior al verdadero, legando a los cartógrafos del siglo XV unas estimaciones erróneas del globo terráqueo, estimaciones que indujeron a Cristóbal Colón a iniciar su viaje del descubrimiento, y que le ocasionó el creer que estaba en Asia, cuando había descubierto América, puesto que había calculado en menos el posible tamaño de la Tierra.[27]

1.3.4.- Estrabón
Estrabón (63 a.C.-19 d.C.) en su Geografía, reitera su creencia en la esfericidad de la tierra y supone como dimensión de esta la asignada por Eratóstenes. En la misma indica: Si de las más recientes mediciones de la Tierra, el que hace a la Tierra menor en circunferencia, hablo de Poseidonio, quien calculaba su circunferencia en unos 180.000 estadios.

Estrabón representado con la Tierra en forma de esfera
Y continuaba: Poseidonio supone que la longitud del mundo habitado es de casi 70.000 estadios, es la mitad del círculo completo el que había tomado, de tal modo que si se navega desde el oeste en un rumbo rectilíneo, se alcanzará la India dentro de 70.000 estadios.[28]

Así, Estrabón acepta la estimación más reducida de 180.000 y afirma que navegando desde el oeste hacia el este, se alcanzaría la India en 70.000 estadios. En su cálculo faltan 40.000 estadios, por lo que incorpora dos errores sucesivos en sus estimaciones: aceptar la propuesta de Poseidonio, y suponer que con 70.000 estadios puede alcanzarse la India. Estas erróneas estimaciones, como ya expresamos en el capitulo anterior, son las que indujeron a Cristóbal Colón a proponer su viaje hacia las Indias llegando, en cambio, al descubrimiento de América, puesto que, conforme a las estimaciones de Estrabón y Poseidonio, había calculado un menor diámetro para la Tierra.[29]

1.3.5. Plinio
Colón recuerda a Cayo Plinio Cecilio Segundo, conocido como Plinio el Viejo (23-79 d. C): Plinio escribe que… esta mar oceána sea la mayor cantidad del agua, y está hacia el cielo, y que la tierra sea debajo y que le sostenga, y mezclado es uno con otro como el amago de la nuez con una tela gorda que va abrazado en ello.[30]

Escribió numerosas obras científicas, entre los que cabe destacar sus geografías y dos libros sobre Astronomía: Resume en sus libros las teorías cosmológicas de los antiguos. Sus argumentos para probar la teoría de la existencia de antípodas en una Tierra esférica, y cómo se mantiene la Tierra en el espacio, nos parecerían hoy infantiles. En cambio, sus noticias geográficas de nuevas tierras son de gran interés. Se detiene Plinio en la información sobre la China, y precisa que su situación en el este de Asia no es suficientemente concreta, porque esa misma denominación debe aplicarse también a las poblaciones al norte del Himalaya, es decir, al Tíbet y al Turquestán oriental.[31]

1.3.6.- Representación esférica
Una idea de la concepción esférica de la Tierra en tiempos de los romanos, la encontramos en sus esferas celestes. Era habitual representar la Tierra y al mismo universo como un globo o esfera.
Un antecedente de la representación esférica de la Tierra la encontramos ascendiendo por la Vía de los Curetes, en Éfeso, (Actual Turquía), a mano izquierda vemos las ruinas de la hermosa fuente de Trajano, de la que no queda su busto, pero si una esfera junto a su pie, que pudiera ser una representación del Globo Terráqueo. Marco Ulpio Trajano nació en la península Iberica en Itálica, actual Santiponce, (53 - 117) y fue emperador romano desde el año 98 hasta su muerte en 117.[32]

Lucio Anneo Séneca, nacido en Córdoba (España), el año 4 de nuestra era, y murió en el año 65 por mandato de Nerón, también se preguntaba cuál era la dimensión de la esfera terrestre: El espectador curioso desea salir de su estrecha sede. En realidad, ¿qué distancia hay entre las playas extremas de España y la India? Poquísimos días de navegación si sopla para la nave un viento propicio.[33]
Esta es la misma pregunta que mil quinientos años después todavía se seguía haciendo Cristóbal Colón.

Casi como una premonición, Seneca también escribió: Nuestros descendientes conocerán muchas cosas para nosotros desconocidas; el conocimiento de tantas está reservado a las generaciones futuras cuando de nosotros no haya memoria.[34]

Moneda del emperador Marco Aurelio Carino (283–285), en la que aparece portando una jabalina y un globo terráqueo [35]

Otra representación esférica de la Tierra la encontramos en algunas monedas romanas, como en la que figura el emperador Marco Aurelio Carino (283–285), portando una jabalina y un globo terráqueo.

Con la caída del Imperio Romano desaparece cualquier centro especulativo no religioso, manteniéndose la cultura únicamente en el ámbito eclesiástico. La escolástica, como corriente teológico-filosófica de la cultura medieval, está subordinada a la fe cristiana. Sus autores, siempre en el ámbito religioso, intentaban coordinar la cultura grecolatina clásica con las creencias religiosas del cristianismo durante la Edad Media, pero su concepción global del mundo, con el predominio de la idea religiosa, establece también dogmas de fe definidos sobre la concepción del universo.
Por ejemplo, San Isidoro de Sevilla (560-636), Arzobispo de Sevilla y Doctor de la Iglesia, en su libro Las Etimologías, refiere una concepción aristotélica del universo, con la Tierra en el centro: La tierra está situada en la región central del universo, …siendo el orbe por su redondez. [36]

El obispo Virgilio de Salzburgo (h. 700–789), admitió la esfericidad de la tierra y la existencia de las antípodas, siendo perseguido por tal doctrina «perversa y peligrosa».  Beda el Venerable (h. 672–735), monje benedictino inglés y erudito, sostenía que la tierra era redonda, pero como una pelota, en oposición a ser redonda como un escudo (interpretación equivalente a un disco), estableciendo que…por la redondez de la Tierra, pues no sin razón es llamada el orbe del mundo en las páginas de las Sagradas Escrituras y en la literatura ordinaria. Está, de hecho, situada como una esfera en el centro del Universo.[37] En 708, Beda fue acusado de herejía por estos argumentos que exponía en su obra De Temporibus.

La evolución cultural y científica es muy lenta en esos siglos, destacando el Rey de Castilla, Alfonso X (1221-1284)[38]. El mismo día que sucedió en el trono de Castilla a su padre Fernando III, se publicó un manuscrito con el siguiente título: Alphonsi regis castellae, coclestium motuum tabulae, nec non stellarum fixarum longitudines ac latitudines Alphonsi tempore ad motus veritatem reductae, premissis Joannis Jaxonensis in has tabulas canonibus”, también llamadas Tablas Astronómicas Alfonsíes.[39] Con la publicación de las Tablas, se introduce en España la numeración arábiga, en sustitución de la romana. En los libros Alfonsíes se muestra también la esfericidad de la Tierra.
Las Tablas Astronómicas Alfonsíes, junto con los Libros del Saber de Astronomía, determinan el conocimiento de la astronomía del siglo XIII. Las Tablas están calculadas para el meridiano de Toledo e incluyen la totalidad de los datos previsibles de las órbitas del Sol, la Luna y los planetas conocidos con gran exactitud, así como la posición de las estrellas de Ptolomeo.[40]

Es demostrativa de la confusión científica y conceptual de la época el caso de Juan de Halifax, más conocido como Johannes de Sacrobosco (1195-1256), su principal obra: Tractatus de sphaera, fue escrita en el siglo XIII, pero impresa por primera vez en 1472, alcanzando treinta ediciones, en 28 años. En el tratado se define la forma de la Tierra: La redondez (de la Tierra) en sentido de Norte a Sur se prueba por el hecho de no ser visibles las mismas estrellas en todas las latitudes. Hay latitud boreal donde no son visibles ciertas estrellas y lo son viniendo más la Sur, o viceversa. Si la Tierra fuera plana, no podría ocurrir ninguno de los fenómenos anteriores.[41]

Sacrobosco: Fragmento del Tractatus de sphaera, demostrando la esfericidad de la Tierra [42]
Y propone dimensiones para la esfera terrestre: El ámbito total de la Tierra, según el testimonio de Ambrosio, Theodosio, Macrobio y Eratóstenes, filósofos, tiene 252.000 estadios; cada una de las partes del zodíaco, setecientas.[43]

Salvo excepciones, la esfericidad de la Tierra, es ya admitida por la generalidad de los eruditos de la Alta Edad Media. Un indicio gráfico de este hecho es el uso del orbe (globus cruciger) como símbolo de poder, en numerosos reinos de Europa y, en concreto, en el Sacro Imperio Romano Germánico. Su uso está atestiguado desde los tiempos del emperador Teodosio II (401-450), y también a lo largo de toda la Edad Media; el Reichsapfel, por ejemplo, se usó durante la coronación del emperador Enrique VI, en 1191.

Este es el panorama cultural y científico anterior al siglo XV, cuando Colón concibe su proyecto, después de más de mil años de estancamiento o retroceso científico en occidente.