19 de mayo de 2021

Tan lista como las hormigas

 Por razones que no vienen al caso, hace ya bastante tiempo pasé más de un mes, dos veces al día, enseñando a una persona una rutina importante para sus intereses y los míos.  Se trataba de caminar algunas calles, entrar en la estación del tren de cercanías, tomar el tren adecuado para llegar a la ciudad, caminar varias calles, bajar al metro, dirigirse a la línea adecuada, tomar el tren adecuado, bajarse en la parada adecuada, caminar varias calles y alcanzar finalmente el destino deseado.  Un trayecto largo y un tanto complicado, máxime para una persona que siempre había ido acompañada a todas partes.  

Así que, para asegurar el éxito, decidí diseñar un procedimiento ad hoc que ayudara a mi discípula a interiorizar la rutina: era muy importante que llegara a tener capacidad de moverse libremente y sin titubeos ante cada una de las decisiones que tenía que tomar durante el trayecto.

De forma que eché mano de una de tantas cosas que aprendí de los ingenieros y diseñé un procedimiento al más puro estilo ingenieril, con las  10 fases  ya citadas y sus correspondientes puntos clave.  Los puntos clave dentro de cada fase eran imprescindibles para fijar la atención en las cosas  importantes que había que hacer y en las cosas importantes que había que evitar.  Por ejemplo:

  • Tienes que ir al andén de la izquierda, porque tú eres zurda y te gusta hacer las cosas con la izquierda;
  • El nombre de la estación en la que tienes que bajar es "A", te acordarás muy bien porque rima con "a", como aquél cuento que te gustaba tanto cuando eras pequeña;
  • Para saber que ya te falta poco para llegar tienes que mirar por la ventanilla del tren y cuando veas un edificio así y asá, que se parece a xxxx (algo bonito y familiar para ella) y además unas farolas de tal y tal forma, que se parecen a yyyy y además aquél semáforo que está entre tal y tal como si fuera un zzzzz...  Y así sucesivamente para cada una de las fases.

También hacía que reparase en qué no debía tomar como referencia, como por ejemplo los coches rojos que veía, los carteles publicitarios, o cualquier otra cosa que le llamase la atención pero probablemente no estaría allí de forma permanente.

Durante la primera etapa del proceso yo iba mostrando todas las fases y sus correspondientes puntos clave para que ella los fuera repitiendo;  en la segunda etapa era ella quien los iba mencionando  uno a uno en su momento, como si ella dirigiera el recorrido, así yo podía ver el grado de interiorización de cada uno y corregir lo que fuera menester;  en la tercera y última etapa, ella hacía sola todo el recorrido y yo iba a una distancia prudencial, sin que ella lo supiera ni me viera, por si tenía alguna dificultad.

El procedimiento funcionó tan bien que aún ahora, después de muchos años, ha funcionado perfectamente después de más de un año de no aplicarlo a causa de la pandemia.

 Y aquí estoy yo, felicitándome por mi ocurrencia y dándome palmaditas por haber descubierto la piedra filosofal 😂😂😂... y de repente leo esto:

 Las hormigas tienen la habilidad de enseñar a los de su especie a través de un proceso llamado tandem running, cuyo principio consiste en que una hormiga experimentada muestra a sus compañeras (todas las hormigas obreras son hembras) el camino hacia la comida.  Se observa en la especie europea Temnothorax albipennis, la cual depende de puntos de referencia como árboles y rocas, además de rastros de olor, para recordar la ruta desde el hormiguero hasta una nueva fuente de alimento.  Para que varias hormigas puedan hallar comida, aquella que conoce el camino debe enseñarlo. La maestra corre al frente para mostrar el trayecto, pero se detiene de forma constante a esperar a su aprendiza, que avanza más despacio, al parecer porque necesita tiempo para tomar nota de los puntos de referencia por los que pasan.  Cuando la aprendiza está lista, toca a su maestra con las antenas y el recorrido continúa.  Es así como se cumplen los tres criterios de una "auténtica enseñanza":  la actividad sucede cuando la maestra se encuentra con una alumna que necesita aprender el camino, supone un afán por parte de la maestra (quien debe detenerse y esperar) y la alumna aprende más rápido que si hubiera hecho el recorrido por su cuenta. (Sverdrup-Thygeson, A, Terra Insecta  (2020) p. 37).


 ¡Glubs! Seguimos creyéndonos los reyes y señores de la naturaleza, y una hormiga -animal que pesa unos 3 miligramos y tiene un cerebro de aproximadamente un 1 milímetro cúbico- se comporta con sus compañeras como una buena profesora universitaria.  

Una vez más se constata que la naturaleza ha tenido miles y miles de años para aprender por ensayo y error. Emulémosla para ir mejorando y para comportarnos en consonancia con nuestro entorno, porque, como decía Einstein, mirar detenidamente a la naturaleza es la forma de entender todo mucho mejor.

Y estoy muy contenta de saber que soy tan lista como las hormigas 😀.

 

---------

Enlaces relacionados:

 Las hormigas y los despidos

Un coach abejorro

Abejas y startups 

Biomimética: aprendiendo de las abejas

Biomimética Organizacional (video sobre abejas)

52 comentarios:

  1. Mar Sanz20/5/21

    ��me encanta
    Y con tu permiso voy a compartirla con un par de amigas
    Edita, muchas gracias por regalarme esta lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada y agradecida, Mar, eres muy gentil :)

      Eliminar
  2. Miquel Foraster20/5/21

    Muchas gracias por tu exquisita parábola. Es enternecedora. Se me ocurren muchos pensamientos a raíz de lo que has escrito, pero pienso que es mejor quedarse con la literalidad de tu escrito, tan bonito. Muchas gracias por tu amabilidad en compartirlo. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te estoy muy agradecida por tus amables comentarios y tu cálida compañía, Miguel, es un precioso regalo :)

      Eliminar
  3. Carmen Merino20/5/21

    Me ha encantado, Edita. Es bonito pensar que podemos asemejarnos a las hormigas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando pensamos en cuántas cosas compartimos con los animales nos damos cuenta de nuestra dimensión real dentro de la naturaleza :) Muchas gracias, Carmen

      Eliminar
  4. Valentín Colomer20/5/21

    Tan deliciosa como todas y cada una de las maravillosas aportaciones a las que nos tienes acostumbrados/viciados... un gran aplauso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, anda, que no eres exagerado ni nada :)))) Muchísimass gracias por tu interés, tu compañia, tus comentarios... Un abrazote

      Eliminar
  5. Paco Martínez Losa20/5/21

    Enhorabuena Edita. Un gran post y muy ameno! Como diría Bruce Lee si hubiera podido leerlo: Be ant, my friend!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja, muy bueno, Paco :) Muchísimas gracias por estar ahí y por tu apreciación. Un abrazo

      Eliminar
  6. Itxaso Etxenagusia Oribe20/5/21

    Maravilloso escrito, maravillosa enseñanza y reflexión. Permíteme que añada que, a mi humilde parecer, los amantes de los animales hemos tenido la suerte de ser tocados por esa chispa de magia que quizá nos haya convertido en privilegiados, recibiendo esas enseñanzas de su parte desde que éramos niños y aprendíamos de ellos, sólo por el placer de observarlos. Un abrazo enorme, Edita, como siempre, un placer el leerte ❤

    ResponderEliminar
  7. Iosu Lazcoz20/5/21

    Aprendamos y seamos menos ególatras y creídos . Abrazos Edita Olaizola!!!

    ResponderEliminar
  8. Feli Palacio20/5/21

    Cuanto cuenta un cuento ���������� Excelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece un cuento, pero se ajusta exactamente a la realidad, je, je. Muchísimas gracias, Feli :)

      Eliminar
  9. Víctor20/5/21

    Qué bonito me ha parecido!! Nunca pensé que tuviera algo en común con una hormiga :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que resulta sorprendente y entrañable :) Muchas gracias por leer el artículo, Víctor :)

      Eliminar
  10. Evelia20/5/21

    Gran lección de enseñanza y cooperación ! Nos falta como dijo Einstein...observar para conocer !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu atención, tu tiempo y tu compañía, Evelia :)

      Eliminar
  11. Domènec Escanilla21/5/21

    No será que todos los animales estamos de alguna manera interconectados y compartimos comportamientos aveces insospechados... No será que la Biomimetica no es más la incipiente modelización de algo que inductivamente los humanos comenzamos a estructurar...�� Me ha gustado el paralelismo que has escrito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Domènec, estoy muy de acuerdo contigo en que nosotros, los animales humanos, no tenemos nada que inventar respecto a la naturaleza porque también somos naturaleza :)

      Eliminar
  12. Neus Ribas21/5/21

    Me encanta, Edita!!! Eres una buena maestra... tan buena como las hormigas

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Me ha gustado muchísimo Edita!!
    Además de ser tan lista como las hormigas, le has puesto emoción al relato y el final,
    la historia de las hormigas nos hace darnos cuenta de la cantidad de cosas que tenemos que
    aprender los humanos... (muchos se creen que son la repera)
    Gracias por tus palabras, tan agradables, simpáticas y armoniosas que siempre nos hacen reflexionar.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho tus palabras, tu compañía y tu calidez. Un millón de musus ;)

      Eliminar
  14. Antonio F22/5/21

    Me gusta. Tu capacidad de entender la naturaleza y aplicarlo a la vida es asombrosa. Enhorabuena por la idea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu apreciación, que me importa, y por tu cálida compañía :)

      Eliminar
  15. Jorge Harmat22/5/21

    GENIAL! Me Encanto!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan expresivo, jeje, muchísimas gracias, Jorge, eres muy amable. Un abrazo :)

      Eliminar
  16. Alicia Montesdeoca22/5/21

    Me ha encantado. Un buen baño de humildad y a seguir aprendiendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la madre Natura siempre nos enseña montones de cosas, solo hay que escucharla :) Muchas gracias por tu atención, Alicia.

      Eliminar
  17. Silvia Bravo22/5/21

    me encantó!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amable, Silvia, te agradezco tu tiempo y tu atención :)

      Eliminar
  18. Angelines Echanojauregui22/5/21

    Me ha encantado hormiguita

    ResponderEliminar
  19. Lo sabía :) Y te agradezco mucho que me lo digas. Muxus mil :)

    ResponderEliminar
  20. Ana Rodríguez Cala22/5/21

    Felicidades, Edita, como siempre excelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como siempre tan generosa juzgando mi trabajo :) Muchísimas gracias, Ana

      Eliminar
  21. Sònia Yanguas22/5/21

    Eres nuestra hormiga preferida!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Sònia, soy muy feliz sabiéndote cerca. Un abrazote

      Eliminar
  22. Tan ejemplarizante como siempre, Edita, y que suerte tenemos que nos hagas ver lo pequeños que somos ante un Universo que apenas conocemos. Pero eso no quita que tú también seas una gran "ingeniera", ¡¡destilas ingenio!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuuy agradecida, amable compañer@ de vida :)

      Eliminar
  23. Ana Bayle22/5/21

    Y tan ingeniosa como ellas. Me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan amable conmigo, eres un solete :) Abrazote

      Eliminar
  24. Anne Sverdrup-Thygeson22/5/21

    What a lovely story! Especially fit today, on #DiodiversityDay2021 :)
    And yes, ants are indeed clever - and we really should take better care of them and our other fellow beings.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Very grateful for your attention and your comment,Anne :)

      Eliminar
  25. Hola, Edita:

    Me ha encantado tu entrada (que leí por recomendación de Anne), sobre todo, la conexión entre la experiencia y humana y los muchos saberes que se encuentran depositados en otros seres vivos. Por otro lado, como traductora al español de Terra Insecta, te comento que desde Alitral (de la que forman parte ACE traductores y Ametli) promovemos el dar crédito correspondiente a los traductores cuando se menciona, se cita o se reseña literatura traducida, no solo en reconocimiento a la labor creativa que implica la traducción literaria, sino como visibilización de una labor que propugna por la mejores condiciones de trabajo, distribución y promoción de la literatura traducida. Sin duda, libros como los de Anne Sverdrup-Thygeson merecen llegar al mayor número posible de públicos. Me he sentido feliz de que haya llegado hasta ti. :)

    ** No es necesario que publiques este comentario. Gracias por leerme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está en el artículo y me parece muy apropiado, ya he aprendido una cosa más. Te lo agradezco y te deseo una excelente semana 😀

      Eliminar
  26. Rafael Martínez-Cortiña25/5/21

    @EditaOla es tremendamente inspiradora y te explica cómo aprenden otras unidades de inteligencia presentes en la madra naturaleza #Biomimética #Biopensamiento #InteligenciaColectiva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Rafa, me gusta mucho el concepto de biopensamiento :)

      Eliminar
  27. Ana Vallejo6/6/21

    Leerte siempre es un descubrimiento (y confío en ser tan lista como las hormigas) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan gentil, Ana, muchísimas gracias :)

      Eliminar