24 de mayo de 2015

Hábitos y valores

¿Qué estamos haciendo cada uno de nosotros por una sociedad mejor?


Aristóteles nos dice que “la excelencia es el arte que se alcanza a través del entrenamiento… Somos lo que hacemos repetidamente, la excelencia no es un acto, sino un hábito”.  

Ésta es una de las frases que utiliza José Iribas  (@jiribas) en su artículo Valores que deben cotizar, que te recomiendo vivamente.

La educación infantil es la pieza fundamental para conseguir una sociedad mejor (tuitear).   La familia, la escuela, la sociedad en general ha de plantearse seriamente cómo se está educando a nuestra juventud, porque son la sociedad del día de mañana. En la infancia se desarrollan hábitos que van a marcar la trayectoria vital de una persona, y con ella las posibilidades de conseguir una sociedad más justa, ética y  responsable.

El Gobierno de Navarra está trabajando para conseguir que los niños incorporen hábitos relacionados con la convivencia y vida escolar, trabajo y estudio, bienestar personal y familiar, compromiso con las personas y la sociedad... un conjunto de hábitos que forjan personas con valores.

Cuando estos niños lleguen a la juventud y comiencen a dibujar su trayectoria laboral llevarán consigo un tesoro ético que repercutirá muy positivamente en cualquier organización en la que se integren, independientemente de su posición, responsabilidades u objetivos.  

Conozco muchas organizaciones que estimulan la incorporación / desarrollo de valores en las personas con las que trabajan:  empleados, proveedores, clientes y otros partícipes. Es un esfuerzo que exige dedicación, perseverancia, entusiasmo y compromiso.  Pero sobre todo exige que la propia organización tenga claro que los valores son la piedra  angular sobre la que se edifica el negocio (tuitear) :  se basa en valores o desaparece a medio plazo.  Siempre hay otras organizaciones que están preparadas para ofrecer los mismos productos o servicios pensando a la vez en el bienestar social, el respeto a las personas y la naturaleza,  la corresponsabilidad que tiene de que este mundo sea cada vez un poquito mejor.

Por eso es muy deseable que la escuela prepare personas éticas: dentro de unos pocos años, las organizaciones no tendrán que destinar tiempo y recursos a desarrollar valores corporativos (tuitear): vendrán "de serie" en las personas que se incorporen a la organización de una u otra forma.  

Ello permitirá que las organizaciones se centren en diseñar e implementar su modelo de negocio, que se basará obviamente en modelos de respeto mutuo, bien común y sostenibilidad.  Como dicen algunos jóvenes, es lo que tiene contar con personas éticas: generan espirales virtuosas de las que se beneficia el conjunto de la sociedad.

Bien por el Gobierno de Navarra y su visión de futuro.  Deseamos que esta buena práctica sirva de ejemplo para otras entidades. Las empresas lo agradecerán y el país en su conjunto irá avanzando puestos en el Informe Mundial de la Felicidad 

 
Gaugin, 3 niñas bretonas bailando

¿Quieres echar un vistazo a artículos relacionados?   

Valores, infancia y sociedad, 

¿Tres días de  trabajo?  Sí, con valores

Empresas que ríen 

Liderazgo, valores y éxito 

Peter Higgs y las personas 

Ética enraizada en los aprendizajes gozosos

Sabemos de compromiso

Felicidad en la empresa, ¿esperar hasta el final?

20 comentarios:

  1. Menos mal que existen personas que se preocupan del futuro de nuestra sociedad en términos de responsabilidad social. Precisamente hemos llegado a esta situación social tan desequilibrada e injusta porque se han olvidado los valores básicos que deben regir a cualquier comunidad avanzada. Y esos principios básicos han de aplicarse en cualquiera de los subsistemas de la sociedad: escuelas y centros docentes, empresas y organizaciones, entidades diversas... Sería ideal poder establecer un sistema de "vasos comunicantes" para que cada uno de los subsistemas aprenda y enseñe a los demás. Una muy buena forma de conseguir una sociedad propia del siglo XXI.
    Quiero resaltar una afirmación que me ha encantado y que ojalá se cumpla: "dentro de unos pocos años, las organizaciones no tendrán que destinar tiempo y recursos a desarrollar valores corporativos: vendrán "de serie" en las personas que se incorporen a la organización de una u otra forma"
    Mil gracias Edita por el post y gracias al gobierno de Navarra por tener amplitud de miras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alicia, por tu reflexión. A mí también me gustaría mucho vivir en una sociedad donde todos podamos aprender unos de otros. Creo que vamos por ese camino; despacio, pero en la buena dirección :-)

      Eliminar
  2. La piedra fundamental de una sociedad es la educación, que se inicia en la sociedad base que es la familia y luego continúa en las instituciones educativas, como bien indicas, Edita, en tu artículo. El gobierno de Navarra ha destacado siempre por iniciativas en varios campos, y si en este momento está abocado en el plan educativo de los niños es porque es consciente de las falencias de la sociedad, felicitaciones por ello.
    La frase citada de Aristóteles : “la excelencia es el arte que se alcanza a través del entrenamiento… Somos lo que hacemos repetidamente, la excelencia no es un acto, sino un hábito”, no nos debería ser difícil conseguirlo, pues, es algo muy común si observamos el mundo animal, sus genes llevan el sello de la repetición, traducido en hábito.
    Copiemos los ejemplos de la naturaleza y seguramente que llegaremos a lo que expresas tú Edita como deseo principal :

    "Por eso es muy deseable que la escuela prepare personas éticas: dentro de unos pocos años, las organizaciones no tendrán que destinar tiempo y recursos a desarrollar valores corporativos: vendrán "de serie" en las personas que se incorporen a la organización de una u otra forma".

    Los mejores deseos para la labor del Gobierno de Navarra y mis felicitaciones por el excelente artículo Edita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Susa, parece que estamos en buena sintonía :-) Espero que signifique que cada vez somos más las personas que remamos en esa dirección de cooperación y corresponsabilidad :-)

      Eliminar
  3. Edita, nuestra historia cambió cuando cambiamos a mi hijo de 6 años, Gorka, de colegio.

    Con este cambio descubrimos un sistema educativo que acompaña el desarrollo del Ser de ese niño o esa niña hoy, joven dentro de un poco, hombre o mujer en un futuro próximo, con base en valores, y que trabaja para trasladar esos valores a comportamientos del día a día.

    Veo cómo ha cambiado nuestra familia en estos años y me encanta imaginar la influencia de la acción de gobierno en un territorio de forma consistente, un año, otro, un año, otro, una legislatura, otra, reforzando el desarrollo de nuestros niños e hijas con base en valores, y sus resultados, una generación que sabe compartir mejor, que respeta al otro, al medio ambiente, animales y plantas, la tierra y el universo, este precioso planeta tierra en el que hemos elegido vivir.

    Sólo puedo pensar qué bonito, qué necesario, ojalá lleguemos a verlo.

    Un abrazote, Edita, muchas gracias por ayudarnos a imaginar ese mundo mejor…

    Mikel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una magnífica noticia que tu hijo haya tenido la oportunidad de crecer incorporando valores. Te felicito, le felicito y me felicito por la parte que me corresponde como miembro de esta sociedad. Estoy muy de acuerdo con tu visión del mundo y te agradezco mucho que hayas leido mi artículo, Mikel. Abrazote :-)

      Eliminar
  4. No puedo estar más de acuerdo Edita con que los valores son la piedra angular sobre la que se construye el futuro, personal, organizacional, colectivo, ... Sin duda que eso en el futuro como bien dices vendrá de serie y más con iniciativas tan interesantes como la que comentas pero mientras hemos de seguir luchando por implementar estos aspectos en el momento actual, un placer hacerlo a tu lado ;-)

    abrazos

    xemagil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es mutuo, Xema, tengo la suerte de aprender mucho contigo. Muchas gracias por estar ahí

      Eliminar
  5. Para conseguir el compromiso (engagement) de nuestros colaboradores las organizaciones deben sostenerse sobre valores con los que puedan identificarse. Pero los valores, al ser parte intrínseca de la cultura, deben desarrollarse en cada uno de nosotros desde el inicio de nuestro aprendizaje, desde la infancia. Así pues, bienvenida sea la iniciativa del Gobierno de Navarra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que los valores han de desarrollarse desde la infancia, es la forma más natural y mejor para conseguir una sociedad justa. Y también tenemos buenas noticias: los valores pueden desarrollarse en la edad adulta. Es más lento, difícil y exige muchos recursos, pero se puede. Claro que si comenzamos desde la infancia los resultados son mucho más gratificantes para todos.
      Muchas gracias por leer el artículo, Laura :-)

      Eliminar
  6. Gracias Edita. Es reconfortante conocer iniciativas como esta. Formar para la vida (autónoma, gozosa y solidaria, que señala la OMS en su definición de salud), desarrollar valores y fortalezas de carácter (que dirían los psicólogos positivos). Ojalá cunda el ejemplo en otras comunidades. Por cierto, el documento de indicadores desarrollado por el G. de Navarra, muy bueno. Gracias de nuevo, Edita, por compartir optimismo y buenas prácticas. Un abrazo! Paco :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada vez que haces un comentario aprendo algo, Paco, por favor prodígate más. Muy agradecida. Besote

      Eliminar
  7. Feli Palacio26/5/15

    Felicidades Edita, como siempre un placer que compartas estas reflexiones sumamente vitales, y felicidades al Gobierno de Navarra por su inteligente iniciativa, espero provoque un efecto repetidor. Comenzamos a ser conscientes que la educación allá donde se exprese es el legado que todos nosotros, traspasamos a los más jóvenes. Si miramos alrededor, si escuchamos y sentimos, el resultado de nuestra presencia personal, social y laboral no ha dejado un rastro digamos ético, positivo y sostenible en el planeta. Ahora, es el momento de tomar conciencia de los resultados y fomentar en los niños y jóvenes una educación, basada en esos VALORES que vienen de fábrica y que quedaron enterrados, perdidos e incluso transformados por efecto de una sociedad egoísta, consumidora y poco reflexiva, me permitiría decir anestesiada. Adelante con una educación basada en VALORES que hará brotar del individuo una acción y actitud, más beneficiosa para la sociedad y el Planeta, y seguramente le hará un ser más conectado y feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que una persona cuya actitud es beneficiosa para la sociedad y el planeta es más feliz, y que todo eso ha de basarse en valores. Te agradezco mucho tu reflexión, que por otra parte no deja de ser el ideario que rige la estrategia de Tarannà, no es por casualidad que sea la empresa de viajes más premiada en RSE y Sostenibilidad :-)
      Muchas gracias por leer el artículo, Feli

      Eliminar
  8. Valentín Colomer26/5/15

    Realmente es muy tonificante volver a echar de vez en cuando un vistazo a los clásicos.

    Precisamente es el propio Arístoteles que hacia el final de la Etica a Nicómaco, afirma que la actividad más propia del hombre y la que mayor felicidad le propociona es la contemplación teórica: es decir, la sabiduría. Así es como el empirismo ético lo lleva a un a posición ecléctica: la felicidad consiste en equilibrar virtud, contemplación y bienes exteriores.

    La virtud según él, se adquiere a través del ejercicio y el hábito, es decir que para que un hombre se haga justo, es menester que practique la justicia y también considera que nadie se hace justo por "naturaleza" (aunque una predisposición natural sea importante) ni tampoco resulta suficiente la enseñanza, si no a través de la práctica de elegir en cada caso el punto medio entre los extremos (mesotes).

    Gracias por tu interesante post una vez más, Edita: no puedo estar más de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial, Valentín, yo también admiro y leo a Aristóteles, de hecho he hecho varios trabajos sobre él :-)
      Muchísimas gracias por tu interés y tu compañía.

      Eliminar
  9. David Guillem-Tatay27/5/15

    Ya lo dice Prov 1, 3.
    El problema que veo es que hoy la ética se supone que cada uno la tiene y no hay que transmitirla en el Instituto (menos en la Universidad). Es más, se entiende que la ética no está para alcanzar la excelencia, sino para criticar a la Ley o al político de turno, de hecho ya está la ley para regular la ética.
    Y eso que he descrito es realmente un gran problema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que los planteamientos actuales dejan mucho que desear, pero afortunadamente nuestra sociedad comienza a percatarse de que hemos de cambiar de modelo de educación (no solo de modelo de educación). Sin ir más lejos, hace unos pocos años hubiera sido muy improbable que tú y yo estuviéramos hablando de esto en una red social, creo que es un magnífico síntoma :-)
      Muchas gracias por tus reflexiones, David

      Eliminar
  10. Jessica Simonot2/6/15

    Gracias Edith por este artículo. No puedo estar más de acuerdo con lo que dices. Concuerdo con que la educación de un niño se hace con los padres pero se continúa mientras crece y encuentra un lugar en la sociedad.
    Cada hecho tiene un impacto en la vida de la persona. Por eso, este tipo de iniciativa por parte del Gobierno de Navarra es un verdadero incentivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, Jessica, las iniciativas públicas pueden ayudar mucho a construir entre todos una sociedad un poco mejor.
      Muchas gracias por leer el artículo :-)

      Eliminar