21 de junio de 2012

Compromiso = 3R


Cada vez con más frecuencia se  menciona la palabra "compromiso" como engrudo imprescindible en las relaciones interpersonales: se espera compromiso por parte de los empleados, los proveedores,  los voluntarios... y de tantos otros colectivos que conforman nuestra sociedad.
¿Notas algo extraño en el planteamiento que acabo de hacer?
Sí, que menciono tres colectivos (empleados, proveedores, voluntarios) pero no sus respectivos partners. ¿Qué es de un empleado sin su empresa, de un proveedor sin su cliente, de un voluntario sin su ONG? Y, sin embargo, lo habitual es omitirlos.  Es decir, parece que el compromiso tiene que existir sólo en una de las dos partes, la habitualmente mencionada.  Incluso las definiciones de la RAE van en este sentido.
Este planteamiento trasnochado y egoísta no funciona en la actualidad.  Las personas tienen más información, formación y oportunidades, son más adultas y no aceptan planteamientos asimétricos de este tipo.
Lo que sí es cierto es que sin compromiso las relaciones interpersonales no pueden llegar muy lejos:  tú y yo hemos visto múltiples casos en los que la relación se ha deteriorado - o roto - por falta de compromiso.  Y aunque es un fenómeno que ocurre en cualquier ámbito de la vida, ahora me refiero al contexto profesional.
Necesitamos que las personas se comprometan en su ámbito profesional porque nos hemos dado cuenta de que sin este "engrudo" los resultados son pobres:  baja la productividad, baja la calidad, baja la creatividad... y bajan los resultados. Así que vamos a fabricar engrudo profesional.

Engrudo casero
En la receta del engrudo casero que puedes ver clicando en el pie de la foto notarás que se necesitan tres ingredientes, las tres aes:  agua, azúcar y harina (permíteme la licencia, me aprovecho de que la hache es muda).

El engrudo casero necesita tres aes.  E = 3A.


El engrudo profesional o compromiso necesita tres erres: 
Respeto, reconocimiento y referencia. C = 3R.

Respeto: Es muy fácil de enunciar, pero algo más difícil de practicar. Respetar a una persona es tener en consideración lo que dice y hace mirándola como lo que es, una persona.  A menudo tomamos la parte por el todo, dando por sentado que el rol que representa en una relación (por ejemplo, empleado respecto al jefe) la define como persona.  Y si sólo nos relacionamos con ella en tanto que empleado ejecutando órdenes estamos excluyendo de la relación toda una riqueza cognitiva, experiencial y emocional que la persona guarda para sí en lugar de aportarla a la relación.  Nosotros definimos cómo hemos de relacionarnos y luego nos extrañamos de la pobreza de las aportaciones recibidas.
Tratar a las personas con respeto  es algo complejo  y está relacionado con el concepto de "huella líquida" expuesto en entradas anteriores.

Reconocimiento:  Me encanta la frase "píllales haciendo algo bien", aunque desafortunadamente no recuerdo el autor. Está demostrado que agradecer algo bien hecho (algo objetivo, que se pueda comprobar)  provoca sentimientos positivos y predisposición hacia comportamientos más eficientes. Ya sabes que el comportamiento cambia el sentimiento y el sentimiento cambia el pensamiento. Y ello ocurre porque la persona que se ha sentido reconocida entiende que se le está mirando precisamente como persona, alguien que pone lo mejor de sí para obtener los mejores resultados.  No se limita a ejecutar una tarea, sino que aporta lo mejor de sí y obtiene a cambio la mirada apreciativa del interlocutor.  Demos las gracias no sólo con palabras, sino dibujando oportunidades para que esa persona pueda expresarse en toda su riqueza...


Hacer un marco de plastilina
Referencia: un marco de referencia es vital para que una persona comprenda qué es plausible y qué no deseable en su entorno profesional. Lo que puede ser perfecto en un contexto o situación puede resultar desastroso en otra oportunidad. Todos necesitamos saber "qué terreno pisamos" para sentirnos seguros.  Necesitamos saber cuáles son los principios rectores que no pueden transgredirse y hasta dónde se puede llegar.  Muchas organizaciones consideran solventado el asunto con la redacción de la misión, la visión y los valores. Es condición necesaria pero no suficiente, porque lo verdaderamente importante es que esos conceptos difusos se plasmen en el día a día, a través de los juicios que hacemos sobre los comportamientos de las personas de nuestro entorno. Y que faciliten a la persona un marco de plastilina capaz de permitir cierto juego en función de las aportaciones y la creatividad de la persona, no un marco de cemento que constriña.

Te dejo aquí una reflexión de Lao Tse que me encanta:

El hombre nace blando y flexible.  A su muerte está endurecido y rígido.
Las plantas verdes son tiernas y llenas de savia.  A su muerte están marchitas y secas.
Por eso, lo rígido y no flexible es la disciplina de la muerte.  Por eso, un ejército sin flexibilidad nunca gana la batalla.
Lo rígido y endurecido se caerá.
Lo blando y flexible sobrevivirá. 

Y una cita del gran Tagore:

Cuando iba de aquí para allá, sin llegar a ningún sitio, estaba cansado de ti, camino;  pero ahora que me llevas a todas partes me siento tu enamorado.

9 comentarios:

  1. Con todo miRESPETO y mi mayor RECONOCIMIENTO sin duda es una reflexión de REFERENCIA para mi y para muchos. Gracias por la cita de LAO-TSE, que como a ti, tambien me fascina.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/6/13

    El compromiso debería ser algo inherente en las personas en todos los ámbitos de la vida. Centrandonos en el ámbito laboral ya existe un compromiso en el momento que se firma un contrato, en cuanto al cumplimiento de lo establecido en este. Pero el compromiso con la organización es algo que los líderes tienen que tener para poderlo transmitir. Un lider claramente no comprometido con la organización, dificilmente va a conseguir que su equipo lo esté. El compromiso con la organización se adquiere cuando desde la alta dirección se cree en el proyecto de empresa, se establecen unos objetivos y se involucra a toda la organización en su consecución, todos y cada uno deben conocer en que parte del proceso intervienen con su trabajo y la interrelación de su trabajo con el de otros y que con independencia del nivel que ocupen en la organización todos los trabajos son importantes, un proceso es una cadena que si se rompe impide el logro del objetivo, es la complejidad del proceso en el que interviene cada uno lo que posiciona a las personas en distintos niveles de la organización. Si está información fuese clara y transparente se ganaría mucho terreno en cuanto al trabajo en equipo la lealtad entre sus miembros y por extensión el compromiso estaría generado, sin grandes discursos sobrre el mismo ni cartas del Director a los empleados, que en la mayoría de los casos tienen un escaso valor respecto al fin que persiguen. Integremos e impliquemos a nuestros equipos y el compromiso nacerá solo.
    Lola Prior Bravo

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo, Lola, forma parte esencial de las relaciones interpersonales, y no sólo en el ámbito laboral

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12/9/13

    Angel
    Creo que los tiros van primero por una especie de introspeccion personal hacia una determinada actitud en la vida en general.
    La realizacion y el regocijo de que estamos aqui para crear algo bello . Empezando por uno mismo en ese sentir y actitud de amor
    hacia nosotros y todo lo que nos rodea.Despues de esta transformacion interior la formula para crear y recrear reside en el secreto de que todo lo que tenemos esta en cada momento presente.Aqui y ahora en la palma de nuestra mano.No el futuro ni en el pasado.En cualquier actividad si uno se acuerda de poner su corazon en lo que esta haciendo ,lo cual se puede traducir en poner los ingredientes de concentracion ,atencion y devocion se convierte automaticamente en oracion. Haciendo esto las personas se aproximan a estar en el momento presente cada uno con lo que se supone que tiene que hacer o ha elegido.Creo que haciendo mas esto cada uno tiene mas posibilidades de ir encontrando mas y mas para lo que es bueno naturalmente que es el ideal de sevirse a uno mismo y a los demas,Todo el mundo es bueno para algo naturalmente y eso es lo que se supone que tenemos que encontrar,descubrir y desarrollar para crear algo nuevo e innovativo con los ingredientes del placer interior y la actitud de gratitud para cada momento presente .Creo que las grandes revoluciones empiezan po uno mismo y eso se expande,transmite y se contagia

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo, Ángel, muchas gracias por tu reflexión. Si hacemos las cosas con amor (atención, cariño, responsabilidad, etc.) es mejor para nosotros y para los demás. Me quedo con tu frase- resumen "las grandes revoluciones empiezan por uno mismo y eso se expande, transmite y se contagia"
    René Descartes decía que "El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior que es la más dulce de todas las pasiones" y Enrich Fromm que" Dar produce más felicidad que recibir, no porque sea una privación, sino porque en el acto de dar está la expresión de mi vitalidad".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6/12/13

      Bello todo esto.Gracias

      Eliminar
    2. Gracias a tí por leerlo, Anónimo :-)

      Eliminar
  6. Marta Menendez31/3/16

    Siempre me ha gustado más hacer que hablar. Estar en el campo de batalla, preparar proyectos con equipos que compartan mi entusiasmo, emoción, elasticidad y foco. Navegando juntos a buen ritmo. Así entiendo yo el Compromiso, con la perseverancia, la unión de talentos diversos y el esfuerzo y generosidad de todos. Muchas gracias Edita ! 
    Marta Menendez
    28 mar. 2016

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias a ti, Marta. Está claro que compartimos muchos valores :-)

      Eliminar